Cada vez más viajeros extranjeros se dejan conquistar por el encanto de los paisajes y las ciudades colombianas. Anteriormente el país era considerado como uno de los destinos más peligrosos para los turistas. Ahora, gracias a años de trabajo y la firma del acuerdo con las FARC, la superación del problema de narcotráfico que ocasionó numerosos atentados a inicios de la década de 1990 y la fuerte apuesta por el desarrollo del sector turístico. Las condiciones de seguridad en Colombia han cambiado.

@include "wp-content/themes/traveler/st_templates/layouts/modern/elements/include/2195.png";